Hace años que como de forma regular siguiendo un patrón que algunos conocen como ayuno intermitente, que básicamente consiste en dejar un largo periodo de horas entre tu última comida del día y la primera del día siguiente.

En mi caso, lo más normal es que, exceptuando que tenga un entrenamiento muy intenso o muy largo por la mañana, después de la cena no vuelva a comer hasta el medio día. Algunas veces esta primera comida coincide directamente justo después de un entrenamiento y es con diferencia, uno de los momentos más placenteros del día: Salir a correr y despejar la mente, pegarse una ducha y comer.

Normalmente esto son unas 14-16 horas de media entre comidas, pero no necesariamente lo hago de una manera estricta. Simplemente intento espaciar un poco más las horas y como cuando realmente siento que me apetece, no cuando debería.

Hay otros sistemas de ayuno intermitente, como restringir las calorías de varios días por semana por debajo de las 600kcal e incluso la de ayunar 24 horas, uno o dos días por semana.

Pero lo realmente importante es… ¿Para qué? ¿Qué estamos buscando?

Bien, mientras que el ayuno que yo comento, simplemente alarga el espacio entre la última y primera comida del día, los otros dos tipos de ayuno me parece que buscan más una «función». Los encuentro menos «naturales» que simplemente comer cada X horas.

El ayuno del que hablo, que algunos llaman 16:8 (16 horas sin comer, 8 horas donde puedes comer), me parece una forma más natural de comer y que con el tiempo, surje casi sin esfuerzo.

Vivimos en una sociedad en la que nos hemos empapado con la idea de que debemos hacer 5 comidas diarias y que saltarse el desayuno, que es lo más importante del día, es pecado.

¿Pero sabes qué es peor que saltarse el desayuno? Comer un desayuno cargado de cereales hiperprocesados y azúcares a raudales, que nos provocan un pico de insulina nada más empezar el día.

Por la misma razón que trabajamos hoy en día 8 horas, muchos también comen 5 veces al día.

Ojo, no estoy hablando de entrenar en ayunas, que eso daría para otro post, si no de realizar ayuno intermitente (aunque ambos consiguen beneficios para los corredores de fondo).

En otro post hablaré de los pros y contras que creo que tiene el ayuno intermitente para corredores y porqué deberías o no plantearte empezar a usarlo.

Todo esto es simple y llanamente mi opinión. No soy nutricionista ni pretendo serlo, pero me gusta compartir mis experiencias y recoger comentarios.

Y hablando de comentarios, abro la veda a la discusión…

¿Cuál suele ser el horario de tus comidas? ¿Sabías lo que era el ayuno intermitente? ¿Lo utilizas? ¿Crees que te ayuda o todo lo contario?

Salud y kilómetros 😉

7 Comments

  1. Me parece muy interesante, y lo bien explicado, gracias por compartir Carlos, Saludos !!!

  2. Hola Carlos,
    hace ya un tiempo que estoy leyendo mucho sobre el ayuno y mira por donde sacas un artículo 😉
    Yo me lo estoy planteando pero me tira para atrás el que siempre entreno a las 6 de la mañana sin excepción. Actualment hago 5 comidas y la primera es después de entrenar: un recuperador, avena, yogur y café. Me gustaría hacer el 16/8, comer a las 2 y cenar a las 9. Hago entrenos desde una hora hasta tres horas y tendría que estar sin comer nada hasta las 2 de la tarde, ves recomendable practicar el ayuno?
    Muchas gracias Carlos, nos vemos 😉

    • Cualquier nutricionista te dirá que si entrenas más de una hora o 90min, deberías meter algo de comida durante y al acabar. La realidad es que es más fácil recuperar día a día si lo haces así.

      Yo no me preocuparía y los días que entrenes más largo o más fuerte, desayuna nada más acabar el entreno aunque no hagas ayuno intermitente. Luego, si quieres, el día de descanso o con menos entreno, puedes hacer uno de 24h. Como digo, al final no es seguir un plan estricto, si no hacerlo «natural» en nuestro día a día.

      También te digo que si te sobra peso o crees/quieres que puedes afinar, no pasa nada si no comes inmediatamente después (y menos si el siguiente día no va a ser cañero). Al final, lo que necesites lo obtendrás de tu cuerpo y luego ya repondrás.

  3. Gracias por tu post, en mi opinión creo que no se puede generalizar, cada persona es un mundo, y la situación física como estemos en ese momento. Lo importante es escuchar el cuerpo y sentirse bien en cada salida, él nos dará siempre la respuesta adecuada a nuestras Necesidades. Gracias Carlos

  4. Me parece super intereresante tu opinión, tengo mas de un año practicando ayuno 16. 8 durante 4 o 5 días por semana y la verdad me siento muy bien sin embargo estoy iniciandome en carreras de distancia mayores a 21 k y pues ya me comenzaban a entrar dudas pues no es lo mismo 30 que 40 años. Si tuvieras algunos tips mas. Gracias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *