Una marat贸n inesperada (Parte I)

resumentemporada2La verdad es que no s茅 muy bien qu茅 contar, ni c贸mo, lo que si s茅 es que es mejor hacerlo ahora, con las ideas a煤n frescas, tanto para lo bueno como para lo malo. Tambi茅n s茅 por d贸nde empezar, por el principio, explicando la raz贸n por la que decid铆 correr esta marat贸n.

Llevo pensando en estos cuarenta y dos kil贸metros desde antes de venirme a vivir a Malta. De hecho, cuando la idea de venirme aqu铆 parec铆a que cuajaba, lo primero que busqu茅 no fueron ni los vuelos ni d贸nde 铆bamos a dormir, si no las carreras que iba a poder correr. La Vodafone Malta Marathon era una de ellas y encajaba perfectamente en el calendario, as铆 que me dije: 鈥溌縋or qu茅 no compruebo hasta d贸nde soy capaz de llegar?鈥. Despu茅s de todo, prepararla parec铆a una idea estupenda para ponerme a punto antes de empezar con la preparaci贸n de las ultras, como si de un 鈥渁condicionamieto鈥 de pre-temporada se tratase.

As铆 que ni corto ni perezoso volv铆 a correr en noviembre despu茅s de un par贸n de algo m谩s de dos semanas. Pero despu茅s de s贸lo cuatro semanas, cuando las cosas deb铆an ponerse聽algo m谩s serias introduciendo algunos entrenos de聽series, intervalos y tiradas a ritmo de marat贸n, en definitiva, ritmos r谩pidos, muy r谩pidos o endiabladamente r谩pidos, llegu茅 a la conclusi贸n de que no me apetec铆a nada hacerlos.

驴Pero sabes por qu茅? Porque no ten铆a las razones suficientes. No quiero que me malinterpretes, pero preparar una marat贸n de asfalto a conciencia no me motivaba lo suficiente mientras tuviera en mente correr聽varias ultra trails.

As铆 que despu茅s de semanas de entrenos pobres y sin sentido, decid铆 quitarme de una vez por todas el muerto de encima y renunci茅 firmemente a la idea de prepararla o聽de hacer ning煤n entreno que me preparara espec铆ficamente para este marat贸n.

驴El resultado? Meses sin pisar una pista de atletismo ni hacer repeticiones o intervalos de ning煤n tipo. Los 煤nicos entrenos cercanos al umbral fueron聽las tres o cuatro carreras de principio de a帽o, y en total, como mucho, debo haber hecho unos 30-40km a ritmo de marat贸n (cuando lo normal ser铆a hacer eso por semana).

A falta de un mes para la carrera y ya plenamente聽mentalizado de que no iba a correrla para hacer marca, decid铆 inscribirme. La idea inicial, tom谩rmela como un entreno largo m谩s y aprovechar la estupenda oportunidad de correr otra聽marat贸n y empaparme de聽ese ambiente que s贸lo se vive el d铆a de una gran聽carrera.

Y con eso en mente y ya sin presi贸n alguna, mis ganas por correrla no hicieron m谩s que crecer cada d铆a que pasaba.

5:00AM de un domingo de febrero

Despu茅s de cinco horas de sue帽o me pongo en pie con la sensaci贸n de que el que va a correr la marat贸n es otro y no yo, que eso de poner paso tras paso durante 42 kil贸metros y 195 malditos metros no va conmigo.

Unos minutos despu茅s ya estoy vestido para la ocasi贸n, m谩s algunas prendas por encima, porque s铆, aqu铆 en Malta tambi茅n hace fr铆o. De desayunar, lo usual desde hace tiempo, gachas con avena y pasas. Los d铆as que m谩s聽golos贸n estoy tambi茅n cae algo de fruta, especialmente pl谩tano. Atr谩s quedaron esos d铆as de Nutella para desayunar聽(aunque no para merendar). Para rematar un caf茅, como siempre ideal para forzar esa 煤ltima visita al ba帽o.

Pocos minutos despu茅s ya salgo聽por la puerta y troto聽calle abajo hasta Sliema Ferries聽pasando a聽otros聽corredores que van andando en mi mismo sentido. Me r铆o pensando en que si hubiera sido al rev茅s, yo quiz谩s hubiera dicho: 鈥淢ira a ese, se va a cansar antes de empezar鈥.

La marat贸n de Malta no tiene un circuito circular como otras, as铆 que hay que coger un autob煤s que facilita la organizaci贸n hasta Mdina, desde donde empieza la carrera y desde ah铆 volver hasta Sliema siguiendo el circuito marcado.

Me monto en el bus聽y cuando arranca y dejamos atr谩s la parada desde la que hemos salido, siento lo聽que sienten algunos al montarse en聽una monta帽a rusa. Creo que la palabra id贸nea es p谩nico. 鈥溌h eh eh! 隆Sacarme de aqu铆! 隆Que yo no quiero correr!鈥. No lo grito, pero lo pienso.

Por suerte聽esa sensaci贸n s贸lo dura unos segundos y logro tranquilizarme. Tengo que confesar que siempre he sentido algo de p谩nico antes de competir y m谩s cuando creo聽que no estoy preparado, pero tengo ganas de acabar ya con esto, s贸lo as铆 podr茅 olvidar de una vez el asfalto y tendr茅 v铆a libre para聽centrarme en la monta帽a.

De camino a la salida me marco algunos tiempos de paso en mente para los聽10聽kil贸metros, los 20 y los 30. Es ah铆,聽mientras estoy sentado en el bus, cuando decido de una vez por todas a que ritmo voy a correr. Pienso en el mejor escenario posible y tambi茅n en el peor, pero me prometo que pase lo que pase la acabar茅, que ese es el esp铆ritu de la marat贸n. 隆A la mierda los tiempos!

A煤n as铆, mi subconsciente pide que no tenga que llegar a tal extremo. Me digo a mi mismo que rozar las 3 horas ser铆a aceptable y si logro acercarme a mi mejor marca (2:50:55), me lo tomar铆a como un verdadero 茅xito.

Llegamos聽a la ciudad amurallada de Mdina (no te la pierdas si vienes a Malta) y falta toda una hora para que esto聽empiece. Hago cola en el ba帽o sin tener ganas, simplemente por hacer algo. Estoy nervioso. Voy arriba y abajo, solo, entre la multitud, analizando a otros corredores, haciendo de adivino y pregunt谩ndome a que tiempos aspirar谩n y que los habr谩 empujado聽a cometer semejante locura. Una marat贸n.

Me escondo en un portal de un edificio antiguo, a recaudo del viento. Hace bastante frio y no tengo ganas de quitarme la ropa que llevo encima, pero poco a poco voy desprendi茅ndome de聽todo. Primero los pantalones y las medias Compressport que me envi贸 Extreme Energy (las utilizo para recuperar). Vaselina arriba y abajo y despu茅s de trotar un poco m谩s, me quito una de las camisetas que llevo encima. La camiseta de tirantes del club y la chaqueta a煤n las llevo puestas.

Vuelvo a ir al ba帽o porque como he dicho, estoy nervioso y no s茅 qu茅 m谩s hacer. Hace fr铆o y mejor no quedarse quieto. Queda nada para que todo empiece, 15 minutos dicen. Me quito la chaqueta, la meto en la bolsa y la dejo en una de las furgonetas que la llevar谩 hasta la meta. Yo sigo sin estar situado. 驴De verdad hoy voy a correr una marat贸n? Joder. Joder.

Trot贸 los 煤ltimos 5 minutos y hago unas repeticiones cortas a ritmo para soltar las piernas y coger algo de calor.

Quedan cuatro minutos. Me pongo en la l铆nea de salida, en la segunda fila, t铆mido. Otro d铆a, sabiendo que voy a por todas me hubiera puesto en primera l铆nea, pero el asfalto cada vez es menos mi medio y aqu铆 hay gente hecha de otra pasta. Mejor no estorbar. S茅 cu谩l es mi sitio.

Un dron vuela por encima de nuestras cabezas y la organizaci贸n empieza a dar la cuenta atr谩s desde 20. Diecinueve, dieciocho, diecisiete, diecis茅is, quince, catorce, trece, doce, once, diez, nueve鈥 聽Los 煤ltimos segundos los repito mentalmente con los ojos cerrados y para cuando me doy cuenta ya estoy corriendo con el resto. Acabo de empezar la Vodafone Malta Marathon.

Aqu铆 puedes continuar leyendo la segunda parte