Correr por sensaciones: Por qué dejaría mi reloj en casa

garmin-fenixSi me lees desde hace tiempo sabrás que no soy un gran defensor de estar pendiente de los ritmos,  y aunque llevo uno encima a todas horas, reconozco que odio bastante mucho los relojes GPS. También diría que nunca he recomendado a ninguno de los corredores que ayudo que corran a determinado ritmo de minutos por kilómetro.

Pero ¬Ņpor qu√©? Muy simple, porque para empezar, fijarnos en nuestro ritmo nos aleja de lo que te√≥ricamente muchos venimos buscando al correr por monta√Īa: Paz, diversi√≥n, libertad. No se t√ļ, pero incluso durante las carreras, yo lo que quiero es disfrutar de la experiencia y no obsesionarme con los tiempos.

Corriendo por monta√Īa, el ritmo es lo menos relevante que puede proporcionarte tu reloj. El tiempo total, los metros de desnivel acumulado y la distancia (probablemente en este orden) son mucho m√°s importante que los minutos por kil√≥metro.

Para mi, lo que m√°s sentido tiene es correr gui√°ndome del esfuerzo cardiaco o por muy abstracto que suene, corriendo por sensaciones. Y esto √ļltimo es lo m√°s me gusta. Quiero guiarme por el esfuerzo percibido sin la necesidad de llevarme el puls√≥metro a todas partes.

Puedo entender que en carreras de asfalto, con terrenos m√°s o menos regulares, y en el que lo normal es luchar para superar esa √ļltima marca en unos pocos minutos o segundos, quieras estar pendiente de tus ritmos.

Pero en la monta√Īa, guiarte de tu ritmo para lograr tal crono, es decir, predecir tu tiempo de carrera, es m√°s un arte que una ciencia. Influyen tantos factores que es casi mejor dedicar el tiempo a entrenar que a intentar calcularlo.

Como corredor de monta√Īa, debes prestar mucha m√°s atenci√≥n al esfuerzo que al¬†ritmo de carrera. Para lograr acabar una carrera de 40, 50 o 100 kil√≥metros es vital mantener un ritmo constante y administrar nuestra energ√≠a durante toda la carrera. ¬ŅC√≥mo?

Evitando picos en nuestro ritmo cardíaco y dejar que sea el terreno el que dicte que tan rápido corres. Eso puede significar correr a 4 minutos por kilómetro o incluso a 12 min/km si la cosa se pone complicada. ¡Todo depende del terreno por el que corres!

As√≠ que mi recomendaci√≥n es: Corre por sensaciones. Olv√≠date de tiempos y c√©ntrate en prestar m√°s atenci√≥n a tu cuerpo. Aprende a conocerte y preg√ļntate siempre si el esfuerzo que est√°s realizando es sostenible en¬†los kil√≥metros que te quedan por delante.

De nada sirve fundirte a mitad de carrera por culpa de apretar mucho en las subidas o correr demasiado los primeros kilómetros, te lo digo por experiencia.