Cuando correr con amigos se convierte en la mejor manera de superarte - RunRocker

Cuando correr con amigos se convierte en la mejor manera de superarte

Quería escribir esto de tal forma que pudieras aplicarlo a cualquier otro deporte, sin embargo me voy a centrar en lo de correr y dejo en tus manos encontrarle las similitudes con aquello que más te guste.

Voy al grano. Hablando de correr, entrenar con amigos, quizás no sea la mejor manera de mejorar pero sí es probablemente la mejor manera de mantenerte en el camino. Y en un deporte tan solitario y donde la constancia parece premiarse tanto, contar con amigos que compartan tu misma pasión es un verdadero lujo.

El simple hecho de salir a correr ya me parece una estupenda manera de mejorar cualquier día, pero hacerlo en compañía, rodeado de gente con la que compartes la misma locura, hace que eleve mucho la intensidad de esa satisfacción.

Si corres solo, sean cuales sean tus motivaciones o nivel, intenta quedar con otros corredores al menos una vez a la semana.

Me encanta salir a correr solo, encadenar paso tras paso durante cientos de metros, desconectarme de todo y vaciarme por dentro. Y esto corriendo con más gente no siempre es posible, pero es infinitamente más divertido.

¿Por qué limitarse a correr siempre bajo las mismas condiciones si puedes hacer más amenos algunos de tus entrenos?

Y si además eres competitivo, entrenar habitualmente con otros es un detonante ideal para tu hambre de superación. En mayor o menor medida (aparte del disfrute intrínseco de salir a correr) todos buscamos superarnos en tiempos o distancias.

Normalmente no me gusta compararme con otros, sobretodo porque cada uno somos un mundo, resultado de múltiples circunstancias y motivaciones, pero hay algo que no puedo obviar. En su justa medida, compararse con otros es la guinda final que nos ayuda a exigirnos el máximo y a mantenernos firmes con nuestros objetivos.

Y por último y no menos importante, contar con otro corredores o un entrenador, es el apoyo fundamental para cuando las cosas no van bien.

Es difícil que la gente que no corre te entienda cuando atravieses ciertos baches, así que esos amigos que te acompañan en entrenos y carreras serán el hombro donde apoyarte y te darán la perspectiva necesaria para seguir siempre hacia delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *