Entrenamiento Invisible para Corredores

Cómo corredores si hay algo que nos gusta hacer es correr y correr, pero la realidad es que podemos hacer mucho más si queremos progresar.

Si te ofreciera un potente recuperador que te permitiera entrenar mejor, progresar más y evitar las lesiones ¿Lo comprarías?

Estoy seguro que habría deportistas que pagarían mucho por él, pero la realidad es que está al alcance de todos los corredores y no sólo de la élite. Estoy hablando del entrenamiento invisible o como otros lo llaman, entrenamiento silencioso.

Quizás hayas escuchado hablar antes del entrenamiento invisible pero si no es así, voy a introducírtelo, explicarte cuales son los beneficios del susodicho entrenamiento silencioso y cuatro detalles para que puedas aplicarlo desde ya.

Como digo, el entrenamiento invisible está al alcance de todos los corredores y te permitirá aprovechar al máximo todos esos entrenamientos que estás haciendo.

¿Qué es el entrenamiento invisible?

El entrenamiento invisible para corredores no es otra cosa que todo lo que puedes hacer, además de los entrenamientos que realices para poder mejorar tu recuperación y conseguir una mayor adaptación de tus entrenamientos para rendir al máximo los próximos días, recuperar después de una competición o descansar justo antes de una carrera.

El descanso y toda la serie de hábitos que mejoran la recuperación del corredor es lo que podemos denominar entrenamiento invisible.

El entrenamiento silencioso es el factor clave que puede dar una gran diferencia en el rendimiento de cualquier corredor y que deberías implementar lo mejor posible si realmente quieres continuar mejorando.

Beneficios del entrenamiento invisible para corredores

El entrenamiento invisible es fundamental por muchos motivos, pero resumiéndolo mucho, te diré que es lo que nos permitirá encadenar mayor volúmen de entrenamientos, asimilarlos, evitar las lesiones y estancarnos con el tiempo.

La gran diferencia entre los buenos corredores y los mejores corredores no son sólo los años de entrenamiento que llevan encima o la calidad de sus entrenamientos o su volúmenes, sino cómo de bien realizan su entrenamiento invisible.

No sólo eso, el entrenamiento silencioso es a día de hoy lo que permite a deportistas de élite competir hasta edades en la que antes hubiera sido impensable llegar al máximo nivel, como en el ciclismo con Alejandro Valverde, en el trail con corredores como Tofol Castanyer o en el tenis como Roger Federer.

Si realmente quieres rendir, te tomas en serio tus entrenamientos y te gustaría alargar al máximo tu vida como corredor, no sólo deberías correr y correr, también deberías centrarte en volverte un experto del entrenamiento invisible.

3 ideas para ser un experto del entrenamiento invisible

Te propongo lo siguiente… A partir de ahora no sólo pienses en que eres un corredor, sino que eres un deportista y que para ser todo lo completo que puedas ser, necesitas ser un experto del entrenamiento invisible.

Si te propones durante las próximas semanas mejorar los siguientes puntos, te aseguro que lo notarás en tu rendimiento.

A continuación te dejo las 4 claves principales que te permitirán mejorar tu entrenamiento invisible y con las que podrás rendir mucho más corriendo lo mismo.

1. Mejora tu sueño como corredor

El sueño es la principal baza de cualquier corredor para mejorar su entrenamiento invisible. Dormir es el recuperador más efectivo y más barato que cualquier corredor puede utilizar.

Pero no sólo es importante cuánto duermes, sino que también es muy importante la calidad del sueño.

Si en tu caso estás en el promedio, estarás durmiendo una media de 7 horas al día con suerte (seguramente menos), pero te diré algo, no es suficiente.

Los profesionales van mucho más allá.

Muchos deportistas y corredores de élite duermen una media de 9 a 10 horas, e incluso incluyen una hora más ¡en alguna siesta!

En este post te explico con detalle porqué el sueño es una parte imprescindible del entrenamiento invisible de cualquier corredor.

Estoy seguro que me dirás «Carlos, es que no tengo tiempo» y te contestaré «Si no tienes tiempo es porque no es tu prioridad». Con esto quiero decir que a menudo dedicamos tiempo a otras cosas que no nos aportan mucho y nos quitan horas de los imprescindible.

Si realmente estás comprometido a mejorar como corredor, duerme más y duerme mejor. Este es el primer punto clave para volverte un experto del entrenamiento invisible.

2. Mejora tu nutrición

La segunda baza y que involucra a uno de los 3 pilares clave de los corredores, es la nutrición pre-entreno, durante y post-entreno.

No sólo es importante cuánto y cómo entrenamos, sino como de bien permitimos al cuerpo adaptar el entrenamiento realizado proporcionándole los nutrientes necesarios para la recuperación.

En este post te explico con detalle 6 pasos clave para mejorar tu nutrición como corredor.

No te voy a contar nada que no sepas ya, pero una buena nutrición es clave para ser un experto del entrenamiento invisible.

¿Por qué? Por que si mejoras tu nutrición, mejorarás el combustible que proporcionas a tu cuerpo para correr mejor.

Si estimulas a tu cuerpo con buenos entrenamientos pero no le proporcionas gasolina para realizarlos adecuadamente o para recuperar de ellos, estarás tirando a la basura parte del tiempo que estás dedicando a entrenar.

Dicho de otra forma, si no comes bien gran parte del tiempo e intentas mantener un peso adecuado para entrenar y competir, te estás alejando mucho de tu mejor estado de forma posible.

Seguramente podrías entrenar la mitad de lo que entrenas con una mejor nutrición y tendrías el mismo nivel.

Pero ahora imagínate lo siguiente… Si ya estás entrenando adecuadamente y la nutrición no es tu punto fuerte ¿te imaginas como te sentirás con algún kilo menos y con comida más saludable en tu cuerpo?

El entrenamiento invisible hace especial énfasis en una buena nutrición, con alimentos naturales, reduciendo al máximo los ultraprocesados y con una correcta ingesta de macronutrientes y kcal adecuada a tus entrenamientos.

Aunque no soy partidario de los suplementos te dejo un post en el que te explico cuales son los suplementos para corredores imprescindibles.

3. Mejora tu recuperación muscular

La tercera clave para el entrenamiento invisible de cualquier corredor es sin duda una buena recuperación muscular.

¿Cómo mejorar tu recuperación muscular? Tienes varios métodos que pasaré a explicar más adelante, pero puedes utilizar masajes de descarga, crioterapia, estiramientos, yoga o mi favorito para el día a día, el foam roller, una herramienta indispensable para cualquier corredor.

Muchos corredores de élite tienen la posibilidad de realizarse masajes prácticamente a diario, pero la gran mayoría de mortales no tenemos el presupuesto o la disponibilidad.

Con un masaje cada 4 o 5 semanas debería ser suficiente para ayudar a nuestro cuerpo a aceptar las cargas de entrenamiento y llegar descansado antes de tus competiciones.

Sin embargo, si aún así quieres mejorar más tu recuperación, el foam roller es una estupenda herramienta para recuperar, ya que es barato, sencillo y te permite utilizarlo a diario sin complicaciones.

En este post te explico los beneficios del foam roller, cómo utilizarlo y los errores más comunes.

4. Planifica tus entrenamientos

Se que esto suena a publicidad, pero si de verdad estás comprometido a mejorar, contrata a un entrenador YA. Y no tengo por que ser yo.

Si cuentas con un entrenador podrás tener entrenamientos planificados que te permitirán descansar cuando toca, aprovechar al máximo tu tiempo disponible y liberarte de una gran carga mental.

Uno de los grandes errores de la gente (y no sólo en lo deportivo), es no saber delegar. Y delegar tus entrenamientos es algo vital para mejorar como corredor y volverte un experto en el entrenamiento invisible.

Muchos corredores creen que saben como entrenar, y no digo que mientan, pero la realidad es que cuando nos autoentrenamos nos estamos perdiendo muchos detalles que cuando un profesional nos acompaña en el proceso.

Para empezar, seguramente estarás sobrestimando o infravalorando tu rendimiento. Dicho de otra manera, no estarás entrenando lo necesario o te estarás pasando de rosca.

En algunos casos, cuando realizo las planificaciones me encuentro en dos situaciones: Tengo que pararle los pies porque estaba entrenando demasiado, o justo lo contrario, al no tener a alguien que le asesore y motive, tiende a dar mucho menos de lo que podría dar.

Si planificas tus entrenamientos, correrás con propósito.

Está claro que todos corremos porque disfrutamos, pero también entrenamos con la idea de continuar progresando, pero no lo lograrás si no planificas cómo vas a entrenar y cuales son tus objetivos a largo plazo (no sólo hablo de las carreras).

Cuando no planificamos los entrenamientos y simplemente corremos y corremos, acabarás estancándote o lo que es peor, lesionándote.

Si planifican tus entrenamientos adecuadamente, cada fase tendrá un objetivo fisiológico concreto y te obligará a crecer como corredor, llevándote un escalón más arriba.

Si planificas tu entrenamiento, al igual que con el sueño, la nutrición o la recuperación, estarás haciendo lo necesario para aprovechar tu tiempo al máximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *