Recuperación de lesiones: 7 claves para afrontarlas y recuperar lo antes posible

Correr, dicen, es una met√°fora de la vida. En ocasiones todo va bien, tu vida va sobre ruedas y a buen ritmo, pero de repente, algo pasa y todo empieza a desmoronarse. Te rompes.

Pero como la vida continua, coges tus pedazos, los pegas lo mejor que puedes y vuelves a ponerte en pie. Y así, a raíz de una y otra aventura llegamos al final de nuestras vidas. Cayéndonos y levantándonos una y otra vez.

Nadie dijo que fuera f√°cil ¬Ņverdad?, pero quiz√°s la felicidad no radica en la ausencia de problemas, si no en como los afrontamos.

Pues bien, siendo corredores nos vamos a tener que enfrentar a estos dilemas una y otra vez.

Quizás sea por no llegar a nuestros ideales, o por que hay rachas sin tanta motivación, o uno de los peores casos, por caer en una lesión.

Ser corredor no es un camino f√°cil, todo lo contrario, como la vida misma, es un camino lleno de baches.

Cómo recuperarse de una lesión

Aprovechando que estoy pasando por unos d√≠as en los que estoy recuperando de una peque√Īa lesi√≥n, me voy a recordar, y de paso a ti tambi√©n, algunas ¬ęreglas¬Ľ sobre c√≥mo recuperarse de una lesi√≥n, c√≥mo afrontarla y qu√© puedes hacer para recuperarte lo antes posible:

  1. Primera regla: Cree en tu recuperación. Puede que estés lesionado, pero que no te quepa duda de que volverás a correr. Te recuperarás tarde o temprano. Relájate y convéncete de que será así. Cuando tengas esto interiorizado lo demás será mucho más fácil.
  2. Segunda regla: Busca a un profesional que pueda ayudarte y si puede ser, que te conozca bien. Como corredores sometemos a nuestro cuerpo a un gran esfuerzo y el especialista que te trate debe entenderlo.
  3. Tercera regla: Encuentra ejemplos de superaci√≥n y s√≠guelos. Hay otros corredores y deportistas que han pasado por donde est√°s t√ļ y lo han superado. Conoce su historias y util√≠zalo para inspirarte.
  4. Cuarta regla: Ten paciencia. Date tiempo suficiente para recuperarte. No te estreses pensando en un plazo corto de recuperación y haz las cosas lo mejor posible. No te apresures.
  5. Quinta regla: Busca otra actividad que te mantenga activo. Es el momento perfecto para el entrenamiento cruzado. Ya sea montar en bici, nadar, salir a pasear, cualquier cosa que no sea perjudicial para la recuperaci√≥n y pueda hacerte sudar. Puede que est√©s lesionado, pero a√ļn eres un corredor. Cuando vuelvas, no vuelvas igual que antes, tienes que volver a√ļn mejor.
  6. Sexta regla: Dedica tiempo a otras cosas. Cuando est√°s al 100% un buen pu√Īado de horas de cada semana estar√°n dedicadas a correr. Ahora que no puedes, m√≠ralo como un alternativa para hacer actividades para las que antes no ten√≠as tiempo. Disfruta de este tiempo extra.
  7. S√©ptima y √ļltima regla: Cuando vuelvas, h√°zlo con calma, vuelve progresivamente y sin prisas. Y disfruta, porque te lo has ganado.
  8. Extra: Si tienes una carrera próximamente, no te estreses. Valóralo muy bien y si te presentas a la línea de salida, no intentes buscar tu mejor resultado. Si no crees que puedas llegar preparado, no te martirices y te exijas tanto. Y si lo haces, entiende que la preparación no era completa. No vales tus resultados. Y si crees que puede perjudicarte, no es un error renunciar a una carrera. A la siguiente llegarás mejor, dalo por hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *