Competir también se entrena

Hace 2 semanas volví a colocarme mi primer dorsal en meses. Y justo este fin de semana pasado, algunos runrockers han corrido también su primera carrera.

En esta ocasión, el motivo ha sido claro, el dichoso co***19, pero en un futuro lo serán otras razones.

Espero que no sea otra pandemia mundial, pero quizás sí una lesión te aleje de competir durante un largo tiempo, o quizás simplemente pase demasiado tiempo desde tu último dorsal al primero de la temporada.

Sea cual sea el motivo, tu primer dorsal siempre va a causar cierta angustia, ansiedad o duda.

¿Cómo me irá? ¿Estaré bien? ¿Habré entrenado lo suficiente? ¿Lograré alcanzar la meta?

Muchas de esas dudas son las clásicas dudas antes de una carrera, pero con el factor extra de no haber competido en meses.

Pero tengo que decirte una cosa, si has logrado entrenar sin objetivos y mantener la motivación alta en un periodo de incertidumbre así, ya has ganado.

Competir también se entrena

Lo primero que debemos entender es que la competición es algo que también se entrena.

Colocarse un dorsal, la gestión de tu carrera, la nutrición y entrenamiento de los días previos…

En cada carrera hay cientos de factores que pueden influir. Muchos que pueden ir bien.

Pero también hay decenas de cosas que pueden ir mal, y muchas de ellas son «practicables».

En tu primera competición después de mucho tiempo, entiende que sólo es un primer paso en tu preparación y que no debes ponerte demasiado serio.

Estoy seguro que has entrenado muy duro, tienes muchas ganas y quieres hacerlo bien, pero céntrate en una cosa…

Intenta disfrutar de la experiencia.

Intenta aprender de ella.

Van a haber muchos más dorsales, y según vayas corriendo irás ganando práctica.

Si te centras en controlar lo controlable, y en preparar aquello que creas que puede ir mal en carrera, ya lo estarás haciendo mejor que el resto.

Visualiza el mejor escenario posible. Visualiza un escenario B donde algunas cosas no salen tan bien y un escenario C donde las cosas van muy mal.

Piensa y visualizate resolviendo todas esas situaciones de los escenarios B y C.

Y una vez en carrera, recuerda que estás allí porque disfrutas de lo que haces y porque elegiste hacerlo en un primer momento.

Volver a competir después de una lesión

Competir después de una lesión es relativamente más sencillo.

Sabes que los motivos por los que dejaste de competir son una lesión concreta que debes haber superado.

Si te presentas a la línea de salida sin haberla superado, ya eres consciente de tus probabilidades.

En todo caso, volver a competir después de una lesión debe ayudarte a ganar confianza y permitirte el lujo de testear tu cuerpo.

El objetivo inicial no debería ser rendir al máximo, si no comprobar que eres capaz de volver a colgarte un dorsal y dar el 90% de lo que estabas acostumbrado a dar.

Si tienes tiempo y tienes un objetivo más ambicioso, una buena idea sería realizar una o varias carreras de menor importancia a tu objetivo para probar precisamente todo esto.

Consejos para volver a competir

A continuación te dejo algunos consejos rápidos que puedes aplicar antes de tu primer dorsal:

  • Intenta quitarte presión y entender que es un primer test.
  • Si tu competición es importante, intenta realizar una carrera de entrenamiento semanas antes para quitarte presión y permitirte relajarte un poco más.
  • Todo no tiene que salir a pedir de boca, si no que debe servirte para tomar nota y aprender.
  • Prepara tu material pre-carrera y testealo en entrenamientos. Quizás haga mucho tiempo que no lo pruebas.
  • En cuanto a la nutrición y condiciones de carrera, idem. Replícalas en tus entrenamientos previos.
  • Dibuja tres escenarios posibles (muy bueno, bueno y malo) de tu carrera, los posibles tiempos de paso y visualizalos. Piensa en cómo gestionaras cada uno de ellos.
  • Durante la carrera, Disfruta. Disfruta mucho. ¿A caso ese no debería ser el objetivo principal?
  • Aunque tengas tiempos de paso, olvida las referencias y si no llegas a ellas, intenta buscar nuevas.
  • Realiza esa reflexión post carrera para entender en lo que continuar trabajando.
  • No tengas prisa por volver a competir. Seguramente tengas ganas de volver a colocarte un dorsal pronto, pero intenta ser precavido.
  • Céntrate en recuperar bien. La condiciones y estrés físico en carrera es difícilmente replicable. Paciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.