Cuando hace unos años me fui a vivir una temporada a Malta hubo algo que me hizo cambiar totalmente mi manera de entrenar.

Integré algo que hasta ese entonces había evitado todo lo posible y que a la mayoría de mortales les parece una verdadera tortura…

Obviamente estoy hablando de correr en cinta.

¿Cuáles fueron esas poderosas razones que me hicieron correr en cinta cuando antes lo odiaba?

  1. No había montañas. De hecho lo más cercano era una pequeña cuesta de unos 150/200 metros de desnivel, así que correr en cinta me permitía poner desnivel y simular el terreno.
  2. Los inviernos eran muy lluviosos y especialmente ventosos y correr en cinta me permitía entrenar todos los días sin excusas.

Con ese panorama y sin grandes desniveles en el que acumular mucho vertical, si quería seguir corriendo carreras de alta montaña tenía que buscar una alternativa, y correr en cinta lo era.

La alternativa no era tan mala opción, de hecho uno de lo grandes beneficios de correr en cinta era simular los entrenamientos que podía hacer en el Pirineo.

Hasta entonces la cinta de correr la había utilizado como una herramienta más, para los días más suaves o calentar antes de las sesiones de gimnasio, pero nunca me había planteado utilizarla para entrenamientos de calidad o incluso rodajes largos.

Digamos que gracias a esta limitación, me convencí de que correr en cinta, lejos de ser una máquina del diablo, era una herramienta muy versátil para cualquier corredor tanto de asfalto o montaña.

No te voy a mentir, no tiene ni punto de comparación con correr en el exterior, pero utilizada correctamente y con la mentalidad adecuada, correr en cinta tiene muchos beneficios de los que podemos sacar partido y que te permitirán convertirte en mejor corredor.

5 beneficios de correr en cinta

  1. Uno de los beneficios de correr en cinta es que la climatología no es un problema. Hay veces en las que el viento, la nieve, el frío, la lluvia o el calor pueden suponer una buena excusa o un verdadero problema, pero al correr en cinta siempre vas a tener las condiciones ideal.
  2. Otro de los beneficios de correr en cinta es que es muy cómodo (y más si la tienes en casa). Correr en cinta reduce drásticamente el riesgo de saltarte algún entreno, y sabes que la consistencia es la raíz del éxito de todo corredor.
  3. Poder controlar el ritmo es uno de los grandes beneficios de correr en cinta. Es increíblemente fácil despreocuparte de todo y saber que estás corriendo al ritmo marcado, además, no hay ningún tipo de obstáculo en el camino. Es perfecta para entrenos en los que los ritmos tengan que salir clavados, como tempos o intervalos.
  4. Correr en cinta es perfecto para rodajes de recuperación. Bajo impacto. La superficie es mucho más blanda que el asfalto y otras superficies en las que puedas correr en el exterior. Puedes utilizarla para los rodajes más suaves.
  5. Otro de los beneficios de correr en cinta es entrenar grandes desniveles y simular perfiles de carreras ajustando la inclinación de la cinta de correr. Quizás estés preparando una maratón de asfalto con zonas con un recorrido irregular o una carrera de montaña. Puedes incluir cuestas similares a las que te encontrarás.
  6. Correr en cinta incrementa tu dureza mental. Entrenar en una cinta de correr es todo un reto mental, sobretodo cuando el entrenamiento es largo y tu paisaje de alrededor no cambia, así que es ideal para “endurecer el coco”.

4 recomendaciones para combatir el aburrimiento en la cinta de correr

  1. Algunos gimnasios tienen cintas de correr con monitores instalados. Si es así estás de suerte, en caso contrario, puedes llevarte una tablet y ponerla encima del cuadro de mandos de la cinta. Yo solía ponerme vídeos de carreras mientras entrenaba.
  2. Si eres aficionado a los podcasts o los audiolibros, es un buen momento del día para escucharlos. También puedes llevarte música.
  3. Los entrenos más aburridos son aquellos que son más monótonos, sin embargo, si utilizas la cinta de correr para tus intervalos o cuestas, el tiempo te pasará mucho más rápido.
  4. Si ese día vas a realizar una sesión de gimnasio, puedes partir el entreno en dos partes para reducir.

En futuros artículos indagaré un poco más sobre correr en cinta y algunos ejemplos de entrenamientos tanto para corredores de montaña como de asfalto.

Y tú ¿Cómo utilizas la cinta de correr? ¿Recomendaciones? ¿Experiencias personales?

¡No olvides comentarla en los comentarios de aquí abajo!

Únete a RunRocker

Apúntante y recibe en tu email todo lo que escribamos sobre entrenamiento, nutrición y estrategia de carrera.

4 Comments

  1. Adrià Matas

    Genial para dias de lluvia y sesiones de intervalos, como dices, para clavar tiempos va genial, yo que entreno solo por lo general, las series aquí siempre me salen clavadas, en la calle es fácil que los últimos metros pierdas un poco el ritmo, Y al revés, que te pases de vueltas al principio. Es una buena herramienta a tener en cuenta, de todas formas….lo mejor siempre es trabajar en el terreno donde uno compite…en mi caso en la montaña.

    • Como bien dices lo ideal es entrenamiento específico, y nosotros que corremos por montaña, acabar entrenando en la montaña. Al final es una herramienta más que no hace más que aportarnos alternativas!

      Gracias Adri y buen aporte en lo de clavar la series de los ritmos!

  2. Hay es nada 21.000 Kms y encima nunca te veo quejarte de salir haga el tiempo que haga si te toca siempre fichas
    Con un 2% de ser como tú mucha gente seríamos más felices
    Felicidades campeón y a por 100.000 Kms

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *