10 claves para motivarte a volver a correr y superar el agotamiento físico y mental

Hace unos meses, poco despu√©s de un mal resultado en una marat√≥n de monta√Īa y con un desaf√≠o tremendo a menos de un mes vista, no me encontraba ni f√≠sica ni mentalmente apunto. Los entrenos me pesaban y mi confianza, que hab√≠a sido minada en esa prueba, no consegu√≠a recuperarse.

Por si fuera poco, me notaba más lento y más cansado que nunca y tampoco conseguía relajarme corriendo por correr. Sentía que necesitaba un buen descanso.

Algunas semanas despu√©s, todo pas√≥ y como una etapa m√°s, de ella aprend√≠ algunas cosas que quiz√°s te sirvan como ayuda por si alg√ļn d√≠a est√°s en la misma situaci√≥n.

En ocasiones es por culpa de un mal resultado en una carrera que llevas meses preparando, y en otras, quiz√°s sea precisamente por lo contrario. Has completado el objetivo de la temporada y ahora no sabes que m√°s hacer. Sea por lo que sea, necesitas volver a ilusionarte y para ello, lo mejor es desconectar y eliminar de tu vida diaria la rigidez de tu plan de entrenamiento.

Aunque la mayor√≠a de los kil√≥metros que corro los hago s√≥lo, una de las cosas que m√°s me divierte y m√°s r√°pido me hace salir de casa, es precisamente correr acompa√Īado. No te lo pienses m√°s y ¬°queda con otros corredores! Definitivamente se hace mucho m√°s ameno, sobretodo si al acabar puedes compartir con ellos una cerveza bien fr√≠a.

Otra opci√≥n para refrescarte mentalmente, es empezar a correr por rutas nuevas. Olvida por completo las zonas que ya conoces y coge el coche si hace falta para descubrir monta√Īas y parajes por los que no has corrido nunca. Si esto lo combinas con lo anterior (lo de correr acompa√Īado), tendr√°s un combo invencible.

Durante un tiempo estuve corriendo con pulsómetro y también con la aplicación para móvil Strava, marcándome los tiempos de cada kilómetro. Cuando me colapsé, decidí olvidar el pulsómetro en casa y desactivé las notificaciones sonoras del móvil. Volví a correr por sensaciones, y créeme, hay pocas sensaciones similares. Libertad absoluta.

En definitiva, corremos porque disfrutamos y deber√≠amos tenerlo siempre presente. As√≠ que cuando salgas a correr, olvida los ritmos, descansa cuando te apetezca y contempla el paisaje. Bebe agua y refr√©scate. Si√©ntate a tomar aliento y observa todo a tu alrededor. Un minuto o una hora, da lo mismo. √Čchate una siesta si te apetece, la cuesti√≥n es no forzarse tanto y darte algo de goma. Ser m√°s flexible. Romper con lo habitual.

Quiz√°s lo corriente sea correr por la ma√Īana o por la tarde, as√≠ que aqu√≠ va otra idea, hazlo m√°s a menudo cuando anochezca. Y aunque algo m√°s peligroso, es incre√≠ble lo diferente que es trotar por el monte cuando puedes o√≠r m√°s que lo que ves.

Y similar a esto (estamos hablando de romper con la rutina), corre bajo la lluvia. Sigo sin entender el miedo que tienen algunos a mojarse, as√≠ que deja de evitarla o ponerla como excusa para no salir a correr. Ponte las zapatillas, cruza la puerta de casa y levanta la vista al cielo. Siente la lluvia caer en tu cara y deja que te empape. Ahora corre m√°s r√°pido que nunca y pisa todos los charcos que quieras. ¬°Disfruta! Felicidades, vuelves a ser un ni√Īo.

Otra idea interesante, y que aplicaré aun más, es correr carreras puramente por diversión o orientadas como entreno. Es decir, inscríbete en carreras que te apetezca correr y hazlas al ritmo que te plazca, sin la presión de competir al 100% o quedar en determinada posición o tiempo. Olvida a los otros corredores y el cronómetro.

Y por √ļltimo, y no menos importante, vuelve a ilusionarte y proponte un nuevo gran reto. Corremos porque podemos y nos encanta, pero tener objetivos en el horizonte nos ayuda a enfocarnos en los entrenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *