Psicología - RunRocker

Psicología

Somos corredores

Empecé a correr y me decían que muy bien, que ya era hora de perder esos kilos. Al principio costaba mucho. Empezar a correr desde cero es duro. Me faltaba el aire, el pulso se me disparaba y me pesaban las piernas. Todo parecía ir en contra de mi propósito de matar a mi cuerpo de esa manera. No entendía por qué alguien en su sano juicio iba a querer correr por placer.

Algún tiempo después, aún constante, empezarón a decirme «¡Se te ve más delgado! ¿Continuas corriendo?» y les contestaba hinchando el pecho, que aún seguía en ello. Era todo un reto. Me sentía y veía mejor y cada uno de esos comentarios reforzaba esa idea.

Es en esta etapa cuando de verdad…